Nuevos negocios en red

Cuando me planteo o me sugieren nuevos negocios, siempre considero que se trate de un verdadero negocio y no una forma de autoempleo. Es decir, pienso en obtener una rentabilidad y un ingreso pasivo a medio y largo plazo sin que ello me implique una dedicación mayor que la propia de supervisar que todo funcione correctamente y contabilizar los beneficios. Por tanto, frente a un nuevo negocio me planteo siempre las siguientes cuestiones: ¿Cual es la inversión económica que necesito? Debe ser siempre muy baja o nula. Invierto trabajo y poco dinero. Nunca pido un crédito bancario para abrir un negocio. ¿Existe un mercado ahora y va a existir en el futuro? Al plantearme proyectos que me den ingresos pasivos a largo plazo tengo que considerar que vaya a tener clientes en el futuro. ¿Puedo automatizar y delegar las tareas? Me interesan negocios que puedan realizarse sistemáticamente, con un método perfeccionado …