Claves para cambiar de dominio sin perder posicionamiento

por viernes, mayo 8, 2015 0 No tags Permalink 0

Los motivos por los que una empresa puede plantearse cambiar de dominio son diversos. Puede tratarse de una transferencia, un cambio de nombre o una migración. En cualquier caso,  se trata de mantener la reputación digital de la marca y hacer del cambio un proceso no traumático y, fundamentalmente, cambiar de dominio sin perder posicionamiento en Google.

Google entiende que el traslado de un sitio web puede realizarse sin o con cambios de URL. En el primer caso, hablamos simplemente de cambiar de proveedor de alojamiento, para lo que básicamente deberemos realizar dos tareas, subir el contenido al nuevo alojamiento y cambiar la configuración de DNS. Una vez que el sitio es visible en el nuevo alojamiento, puede eliminarse todo el contenido del alojamiento original. El segundo caso es el que nos interesa en este artículo y al que vamos a prestar mayor detalle.

Traslado de un sitio con cambios de URL

Consideremos que hemos decidido alojar todo nuestro contenido bajo unas nuevas URL, ya sea que hemos decidido utilizar HTTPS en lugar de HTTP, que vamos a usar un nuevo nombre de dominio – de misitioweb.com a misitioweb.net – o que se han creado URL amigables – de misitioweb.com/pagina.php?id=1 a misitioweb.net/pagina1.html. 

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Subir el contenido al nuevo sitio.
  2. Configurar Webmasters Tools.
  3. Asignar las URL.
  4. Solicitar del cambio de dirección.
  5. Actualizar los enlaces entrantes.
  6. Supervisar el tráfico.

1. Subir el contenido al nuevo sitio.

El primer paso sería subir todo el contenido al alojamiento del nuevo dominio.

Durante el traslado, es recomendable bloquear el rastreo del sitio mediante la directiva noindex en el archivo robots.txt.

En caso de que algunas URL desaparezcan, es recomendable redirigirlas a alguna de las páginas nuevas, evitando usar la página de inicio como destino en este caso.

2. Configurar Webmasters Tools.

Un paso fundamental en el traslado es la correcta configuración de las Herramientas para Webmasters de Google, Webmasters Tools. Es muy importante verificar la propiedad tanto del sitio origen como de destino en todas sus variantes, es decir, tanto www.misitioweb.com como misitioweb.com.

Para verificar ambos sitios la mejor solución es darlos de alta en Google Analytics. De este modo podremos verificar las versiones www y sin www y posteriormente escoger una de las dos como predeterminada.  Otras soluciones de verificación son igualmente válidas, pero dado que necesitaremos usar Analytics para el seguimiento del sitio, de este modo ya lo tenemos solucionado.

Así mismo, la configuración debe ser la misma. Si se desea cambiar esta configuración, es más adecuado hacerlo una vez que el traslado se haya realizado con éxito. La configuración incluye los Parámetros de URL, la Segmentación geográfica o internacional, la frecuencia de rastreo y los enlaces rechazados. Obviamente, cuantas más especificaciones tenga la configuración, más laborioso será su implementación en el nuevo sitio.

Todo lo anterior supone que vamos a emplear un nuevo dominio o un dominio que no ha tenido ninguna penalización. En ningún caso debe realizarse un traslado antes de haber solucionado todos los problemas que pudiera tener el dominio destino.

3. Asignar las URL.

Lógicamente, debe haber una correspondencia entre las URL nuevas y antiguas, de modo que ninguna URL ya indexada por Google en la antigua configuración quede huérfana.

El caso más sencillo es aquel en el que simplemente se ha realizado un cambio de dominio – de misitioweb.com a misitioweb.net -, donde bastaría con realizar un redireccionamiento de un dominio a otro.

En traslados más complejos, la correspondencia debe establecerse de forma manual. Lo primero es tener un listado de las URL origen y destino, incluyendo no solamente las páginas, si no también las imágenes, archivos PDF o vídeos. En el dominio antiguo debe establecerse reglas de redireccionamiento usando un archivo .htaccess en el que se definan redireccionamientos 301. De este modo, el sitio web antiguo debe quedar configurado para dirigir a los usuarios y a Googlebot al nuevo sitio. Es recomendable mantener los redireccionamientos el máximo tiempo posible, e incluso indefinidamente.

Las URL de destino deben tener una metaetiqueta rel=”canonical” de autorreferencia y en el caso de ser un sitio multilingüe debe añadirse además rel=”alternate” hreflang=”es” (para español, en para inglés,  etc.).

Las nuevas URL se incluirán en un archivo sitemap.xml que será añadido en Google Webmasters Tools. Así mismo y en la misma cuenta, debe añadirse el sitemap.xml del sitio antiguo. Es decir, en la cuenta de Google Webmasters Tools del sitio nuevo deben incluirse los sitemaps de los sitios antiguo y nuevo. Esto ayuda a que los rastreadores detecten los redireccionamientos de las URL anteriores a las nuevas y facilita el cambio de sitio.

El tiempo que tarde Googlebot en detectar y procesar todas las URL depende de la cantidad de URLs. Es previsible obser var como los rankings  en la búsqueda de Google fluctuan durante el cambio, hasta que finalmente se estabilizan.

4. Solicitar el cambio de dirección.

Este paso es fundamental para minimizar el impacto en el actual ranking en los resultados de búsqueda de Google y que el buscador realice la indexación del nuevo sitio. El cambio de dirección sirve para notificar a Google las nuevas URL del contenido existente.

Es recomendable  transferir todas las URL al mismo tiempo para facilitar el funcionamiento de los algoritmos y que la actualización del índice de Google se realize más rápido.

Lo primero es configurar los archivos robots.txt de los sitios origen y destino para que Google pueda indexar el sitio completo. Esto implica eliminar todas las reglas, es decir, dejar el archivo en blanco, al menos temporalmente.

A continuación se puede solicitar el cambio de dirección en Google Webmasters Tools. Esta operación se realiza desde el sitio origen accediendo desde el icono del engranaje (parte superior derecha). Haciendo click en Cambio de Dirección, se trata de seguir las instrucciones indicadas. Es muy importante tener en cuenta que las directivas de redireccionamiento 301 de las URL antiguas a las nuevas deben estar activadas. En caso contrario el redireccionameinto no funcionará. Así mismo, el cambio de dominio debe solicitarse para la versión de URL preferida, tal como se ha debido indicar previamente en Google Webmasters Tools. 

En caso de error, puede solicitarse la anulación del cambio de dirección haciendo clic en Anular en la parte inferior de dicha pantalla.

El estado de índice actualizado dura 180 días y, durante este tiempo, el robot de Google deberá rastrear e indexar las páginas de la nueva dirección.

Después de realizar la transferencia, deben actualizarse tantos enlaces entrantes como sea posible.

Tendremos, por un lado, aquellos enlaces que nos sean de fácil acceso, como los que aparecen en nuestras redes sociales – Google+, Facebook, Twitter, LinkedIn o YouTube -, las campañas de Google Adwords u otras campañas publicitarias.

Por otro lado, tendremos enlaces en otros sitios web a los que será más difícil acceder. En primer lugar debemos tener un listado de todos estos enlaces y posteriormente intentar ponernos en contacto con sus propietarios para pedirles que actualicen sus enlaces y apunten al nuevo dominio. Esta no será una tarea fácil, pero

6. Supervisar el tráfico.

Una vez se han realizado todos los pasos  anteriores, es conveniente asegurarse de que el traslado se ha llevado a cabo correctamente. Para ello nuevamente pueden emplearse algunas de funciones que ofrece Google Webmasters Tools junto con Google Analytics

  • Sitemaps: el número de páginas indexadas en el nuevo sitio deberá ir aumentando a medida que disminuyen las indexadas en el sitio antiguo.
  • Estado de indexación: al igual que los sitemaps, la indexación deberá reflejar un descenso de las URL indexadas en el sitio anterior y un aumento en el nuevo.
  • Errores de rastreo: si todo es correcto, no deben presentarse errores de rastreo.
  • Consultas de búsquedas: a medida que se recupere la indexación y el ranking en los resultados de búsqueda en Google, las consultas de búsqueda indicarán un aumento en lasimpresiones de búsqueda y clics de las URL del sitio nuevo.
  • Google Analytics: mediante los informes en tiempo real de Google Analytics observaremos un descenso en el tráfico del sitio antíguo y un aumento en el tráfico del nuevo.

Resumen

Resumimos aquí los pasos a realizar para cambiar de dominio sin perder posicionamiento en Google:

  1. Subir el contenido al nuevo dominio.
  2. Verificar la propiedad tanto del sitio origen como de destino en todas sus variantes – www.misitioweb.com y misitioweb.com – en Google Webmasters Tools, asegurándonos de que la configuración sea la misma.
  3. Hacer un redireccionamiento 301 de un sitio a otro.
  4. Solicitar el cambio de dirección en Google Webmasters Tools.
  5. Actualizar los enlaces entrantes.
  6. Supervisar la indexación para verificar el cambio.

 

Comments are closed.