Negocios de baja inversión

Afortunadamente, los tiempos están cambiando y los negocios de baja inversión son cada día más factibles. Hasta ahora, cuando a cualquiera le planteaban crear un negocio, el primer escollo a franquear era la inversión necesaria a realizar y en la gran mayoría de los casos tener que acudir a un crédito bancario para poder poner en marcha el proyecto. Un nuevo negocio era hasta ahora sinónimo de un local, unas instalaciones, una maquinaria y en general de una infraestructura física con unos costes muy altos. La inversión era por tanto también muy alta y el grado de riesgo al emprender un nuevo negocio dela misma magnitud. Una idea brillante requería unos importantes costes iniciales que muy pocos podían afrontar. Sin embargo, hoy día es posible poner en marcha un proyecto con mucha más facilidad, gracias a los enormes avances en la comunicación que estamos viviendo que nos permiten poner en marcha …

Nuevos negocios en red

Cuando me planteo o me sugieren nuevos negocios, siempre considero que se trate de un verdadero negocio y no una forma de autoempleo. Es decir, pienso en obtener una rentabilidad y un ingreso pasivo a medio y largo plazo sin que ello me implique una dedicación mayor que la propia de supervisar que todo funcione correctamente y contabilizar los beneficios. Por tanto, frente a un nuevo negocio me planteo siempre las siguientes cuestiones: ¿Cual es la inversión económica que necesito? Debe ser siempre muy baja o nula. Invierto trabajo y poco dinero. Nunca pido un crédito bancario para abrir un negocio. ¿Existe un mercado ahora y va a existir en el futuro? Al plantearme proyectos que me den ingresos pasivos a largo plazo tengo que considerar que vaya a tener clientes en el futuro. ¿Puedo automatizar y delegar las tareas? Me interesan negocios que puedan realizarse sistemáticamente, con un método perfeccionado …

Marca personal y estilo de vida

Cuando escuché acerca del concepto de marca personal, me di cuenta de que era algo en lo que llevaba inmerso toda la vida de forma inconsciente, sin darle ese calificativo, y que muchas personas de las que tenía alrededor se encontraban también dentro de ese proceso de diferentes formas. Pero existe una enorme diferencia en construir la marca personal conscientemente y con un objetivo a realizarlo de forma anárquica y sin una estrategia. Estamos hablando del prestigio adquirido a lo largo de los años a partir de nuestras realizaciones en todos los ámbitos, y este es un activo fundamental en nuestra carrera que nos abre o nos cierra puertas. Por ello, el cuidado de la marca personal es fundamental para todo aquel que tiene entre manos un proyecto que no depende sólo de si mismo, si no también de otras personas que van a evaluarnos en función de todos esos valores …