A qué llamamos Link Juice

Posted on 2 min read 15 views

Conseguir backlinks a un sitio web es una parte importante de la optimización en buscadores (SEO) y fundamental para conseguir que las paginas del sitio sean convenientemente indexadas y obtengan una buena clasificación en dichos buscadores. Link Juice es el término que se utiliza para establecer el beneficio aportado por los enlaces a nuestra pagina desde diferentes sitios web, dado que la aportación de cada uno de estos enlaces es distinta.

El término fue acuñado por el consultor de marketing en Internet, Greg Boser y es equivalente al PageRank de Google o el Score Page de Bing, pero, en cualquier caso, el modo en que los enlaces afectan a la clasificación del sitio es desconocido.

Los factores que afectan al link juice son los siguientes:
El vinculo no tiene atributo nofollow.
La pagina donde se encuentra el enlace está indexada en los motores de búsqueda.
No se trata de un enlace de pago (al menos no ha sido detectado como tal).
No es parte de un intercambio de enlaces.
La página donde se encuentra tiene una cantidad no demasiado elevada de enlaces.
El link juice de la pagina donde esta el enlace es alto.
El enlace se encuentra en la redacción del artículo y no es un enlace promocional de pago.
La página donde se encuentra el enlace es relevante respecto al tema del que habla la página hacia la que apunta dicho enlace.
El anchor text del enlace es del mismo tema que la página hacia la que apunta.
El sitio web donde se encuentra el enlace es reconocido como un sitio con autoridad por Google.
Dentro de un foro, el enlace esta dentro de un contexto relevante respecto a la temática de la página hacia la que apunta.
Es deseable que la página en la que se coloca el vinculo tenga un mozRank y mozTrust elevados.

Independientemente de estas reglas, los enlaces que no llegan a cumplir una o varias de ellas tiene todavía valor para crear el Link Juice de nuestra página, pero, lógicamente en menor medida. La forma en que Google filtra los enlaces es desconocida y es imposible determinar teóricamente cuales van a ser los vínculos que añadan más valor a nuestra página.

Tráfico y SEO

Posted on 6 min read 14 views

El primer objetivo de un negocio en Internet es conseguir tráfico o clientes potenciales a quienes presentar los productos o servicios que estamos ofreciendo. Es decir, conseguir tráfico o visitas a nuestra página web es el primer paso para vender y a ello debemos dedicar una importante atención dentro de nuestras labores de marketing.

SEO (Search Engine Optimization) es el conjunto de técnicas empleadas para que un sitio web sea el preferido por Google, al mostrar a los usuarios información relevante como respuesta a sus búsquedas sobre ciertos términos o palabras clave. Es evidente que una situación privilegiada frente a la competencia en Google, supondrá una importante ventaja y una fuente de tráfico y, por tanto, ventas potenciales, que justifica los esfuerzos que realizan los negocios en Internet en este sentido.

Por otro lado, las fuentes de tráfico u origen de las visitas son múltiples. Además, del mencionado tráfico procedente de las búsquedas de los usuarios en Google y otros buscadores, también nos llegan visitantes procedentes de redes sociales, campañas de publicidad online y offline y desde otros sitios web, formando todo ello el conjunto total de nuestra audiencia. Sin embargo, el porcentaje de visitas procedentes de una búsqueda especifica en Google, son siempre más del 50% del total, con lo que esta fuente ha sido y sigue siendo, sin lugar a duda, la más importante de todas. Resulta, por tanto, conveniente analizar los factores más relevantes que influyen en la posición que ocupamos en las páginas de respuesta del buscador, de modo que enfoquemos adecuadamente nuestra estrategia SEO, dedicando en esfuerzo necesario y en la dirección correcta.

Porcentaje de Clicks por Posición - SEO - Resultados GoogleLa importancia del contenido

Se ha mencionado hasta la saciedad que el principal ingrediente para encontrarse entre los predilectos del buscador es el contenido de nuestras paginas y, fundamentalmente, el contenido original y de calidad. Este es el mensaje que nos llega desde el propio Google, cuyo interés radica principalmente en ofrecer el mejor resultado de su búsqueda a los usuarios. Es decir, se trata de aportar información útil e interesante sobre el tema objeto de su búsqueda.

Pero seria una ilusión creer verdaderamente que el contenido en sí mismo nos va proporcionar las mejores posiciones en el resultado del buscador. Realmente no es suficiente en un ámbito tan limitado y competido como son los 5 ó 10 primeros resultados de una búsqueda. Es decir, puede que el contenido sea suficiente cuando somos los únicos o son muy pocos los que publican respecto a un determinado tema. Pero cuando se trata de negocios donde son muchos los que quieren conquistar el mercado, simplemente escribir y publicar no basta.

Para el no experto, el contenido es el texto que escribimos y que el visitante va a encontrar en nuestra web. Tal vez incluyamos en esta categoría las imágenes que adjuntamos. Pero para el experto en SEO el contenido es todo aquello que el buscador encuentra al analizar cada una de las páginas del sitio. Es decir, el experto en SEO adopta el punto de vista del buscador y orienta toda la estructura del sitio de forma que aporte el máximo de información relevante sobre el tema de que se trate. Esta información proviene del texto, las imágenes, los vínculos, las diferentes etiquetas y meta etiquetas y debe estar claramente orientada de modo que el buscador sepa distinguir el contenido relevante del que no lo es.

Buenas prácticas en SEO

Sabemos que existe un alto grado de amateurismo en los negocios en Internet, pero practicar un buen SEO requiere algo más que buena voluntad y la lectura de algún libro o blog sobre el tema. Todos hemos oído hablar sobre SEO u optimización en buscadores y manejamos algunas ideas al respecto. Pero mi experiencia es que estas ideas son sólo la punta de iceberg y que la realidad es bastante más compleja. No es suficiente con crear contenido y colocar unas cuantas palabras clave aquí o allá. Realmente se requiere el trabajo de un equipo experimentado, donde se apliquen estrategias que han demostrado su eficacia en la práctica.

Lo anterior no quiere decir que las ideas fundamentales o de cultura general sobre el SEO no sean ciertas. Efectivamente, publicar contenido de calidad o abstenerse de utilizar técnicas engañosas o abusivas (black hat) continúa siendo válido, pero se requiere un conocimiento más amplio para interpretar los diferentes factores que afectan a nuestro posicionamiento y a los resultados de una búsqueda.

Google Page Rank

Como ejemplo, hablemos de la importancia real del Page Rank (PR). Evidentemente, un mayor PR es siempre positivo y ayudará a obtener mejores resultados, pero no tiene por que ser siempre un factor decisivo. Entre los sitios web que manejamos, alguno de ellos tiene sólo PR2, pero aparece siempre en el primer puesto antes las palabras clave que son de nuestro interés. En este caso no hacemos un esfuerzo en el PR ya que, por el momento, no existe una competencia relevante que nos obligue a ello. Sin embargo, en otros sitios web sobre los que trabajamos, la competencia es tan feroz que estamos obligados a destacarnos tanto en el PR como en otros aspectos.

Otra de las discusiones recurrentes es respecto a las actualizaciones y mejoras del algoritmo de Google y su repercusión en el SEO. Normalmente se viene a decir que todo el trabajo de optimización que se había hecho hasta ahora ya no será válido, creando una gran confusión en el sector. En realidad, si es cierto que los últimos cambios en el algoritmo han afectado al ranking de las páginas, pero no de forma tan dramática. Hemos notado que el ranking de algunas paginas ha experimentado un reajuste debido a la modificación del algoritmo, pero no en todas, que han continuado su evolución de acuerdo a lo esperado.

Estos cambios son muy recientes y aún no tenemos conclusiones de los factores que han influido en este reajuste.

Tráfico y posición

Existen numeroso estudios sobre la relación del tráfico y la posición que ocupa nuestro sitió en el resultado de una búsqueda. Todos ellos coinciden en un incremento exponencial a medida que nos acercamos a la primera posición. Tanto es así que nada menos que el 99% de los visitantes provenientes de una búsqueda en Google lo hacen desde una impresión en primera página, esto es, de la posición 1 a la 10, con lo que concluimos que la presencia en posiciones superiores a la 10 es prácticamente irrelevante.

Con la implementación de Google Instant la pendiente de esta progresión se eleva aún más y el tráfico para resultados por encima de la posición 10 es prácticamente nulo. Por tanto no podemos esperar tráfico orgánico si no alcanzamos la primera página en los resultados de búsqueda. Afortunadamente, el número de páginas indexadas en un sitio multiplica esta estadística y con ello el número de visitantes totales al sitio cuando sus páginas no se encuentran aún en los 10 primeros resultados de Google.

Por tanto, no podemos esperar grandes resultados en el tráfico a partir del SEO hasta no haber alcanzado la primera página de resultados, lo cual no es sencillo sobre todo en sectores con gran competencia y multitud de contenidos sobre el mismo concepto. Pero si conseguimos esas primeras posiciones, entonces somos los reyes de ese mercado.

En definitiva, el tráfico orgánico proveniente de los buscadores es fundamental. Sin embargo, su progresión es lenta aunque estable, una vez alcanzada la primera página en los resultados de búsqueda. Si necesitamos conseguir un elevado incremento de visitas en un intervalo de tiempo corto, la solución es el tráfico de pago, es decir, necesitamos realizar una campaña de publicidad más o menos agresiva en función de nuestros recursos.

Dada la necesidad urgente de visitas en muchos proyectos, volvernos sobre este tema tan importante para establecer cuales son las alternativas más adecuadas en función de los objetivos y el presupuesto disponible.