Duplicidad de metas

Posted on 2 min read 10 views

Analizando un sitio web mediante Webmaster Tools de Google (WMT), la herramienta advierte en ocasiones acerca de la duplicidad de títulos y metadescripciones entre sus páginas. Es decir, nos indica que varias páginas han usado las mismas etiquetas de título y descripción y nos aconseja solucionar este problema para que cada página sea única en este sentido.

Es posible, que simplemente no se haya tenido el cuidado de diferenciar cada una de las páginas del sitio, en cuyo caso la solución es muy sencilla, modificando simplemente estos parámetros en las páginas indicadas.

Una situación algo diferente tiene lugar cuando realmente tenemos más de una página con el mismo contenido, incluyendo sus meta etiquetas. Es decir, tenemos contenido duplicado. En particular, podemos tener dos versiones de la misma página, una con URL SEF (Search Engine Friendly) y no SEF del mismo con el mismo contenido. Probablemente Google indexo la versión no SEF en primer lugar y más tarde la versión amigable.

Para resolver el problema detectado mediante WMT pueden plantearse varias soluciones. Una primera opción es indicar a Google que elimine las URLs que no se utilizan mediante la herramienta de Google para borrado (Google Removal Tool). Sin embargo, en las propias indicaciones de esta herramienta se desaconseja esta solución. siendo el método más adecuado determinar cual es la versión preferida o canónica de la página.

Existen varios métodos para determinar la URL canónica indicados por Google. De ellos, dos son especialmente útiles en este caso particular.

El primero consiste en añadir una etiqueta con el atributo rel=”canonical” dentro de la secciónde la página no-canónica:

Esta etiqueta indica a Google que nuestra URL correcta es la incluida en la etiqueta anterior.

En el caso de las versiones SEF y noSEF de una misma pagina, la URL real es precisamente la no-canónica, generada dinámicamente, siendo la URL canónica el resultado de una redirección 301, generalmente mediante mod_rewrite. Por tanto, debemos añadir la nueva etiqueta con la dirección SEF, que aparecerá en ambas cabeceras.

Otro método consiste en la creación de un sitemap en el que se incluyan todas las páginas seleccionadas. Para crear dicho sitemap usamos una sección del script que crea dinámicamente las páginas de contenido, asegurándonos de este modo que todas las páginas creadas son incluidas en el mismo. Este método es compatible con el anterior.

Google no garantiza la inmediata eliminación del error por ninguno de los dos métodos. Sin embargo desaconseja la solicitud de eliminación de las páginas salvo en casos graves donde se este vulnerando derechos o se este poniendo en peligro la privacidad de los datos de las personas o empresas.

No busques trabajo

Posted on 5 min read 10 views

Aquí os dejo un texto que me ha impactado de Risto Mejide, en el que, como siempre, dice las verdades claras y directas. Un texto de lo más actual y que lejos de ser desesperanzador, abre la puerta a la única solución posible a la crisis global de nuestro tiempo: asumir la responsabilidad de nuestra propia vida. Basta de quejarse o de esperar que otros nos solucionen los problemas.

No busques trabajo. Así te lo digo. No gastes ni tu tiempo ni tu dinero, de verdad que no vale la pena. Tal como está el patio, con uno de cada dos jóvenes y casi uno de cada tres adultos en edad de dejar de trabajar, lo de buscar trabajo ya es una patraña, un cachondeo, una mentira y una estúpida forma de justificar la ineptitud de nuestros políticos, la bajada de pantalones eurocomunitaria y lo poco que les importas a los que realmente mandan, que por si aún no lo habías notado, son los que hablan en alemán.

No busques trabajo. Te lo digo en serio. Si tienes más de 30 años, has sido dado por perdido. Aunque te llames Diego Martínez Santos y seas el mejor físico de partículas de Europa. Da igual. Aquí eres un pringao demasiado caro de mantener. Dónde vas pidiendo nada. Si ahí afuera tengo a 20 mucho más jóvenes que no me pedirán más que una oportunidad, eufemismo de trabajar gratis. Anda, apártate que me tapas el sol.

Y si tienes menos de 30 años, tú sí puedes fardar de algo. Por fin la generación de tu país duplica al resto de la Unión Europea en algo, aunque ese algo sea la tasa de desempleo. Eh, pero no te preocupes, que como dijo el maestro, los récords están ahí para ser batidos. Tú sigue esperando que los políticos te echen un cable, pon a prueba tu paciencia mariana y vas a ver qué bien te va.

Por eso me atrevo a darte un consejo que no me has pedido: tengas la edad que tengas, no busques trabajo. Buscar no es ni de lejos el verbo adecuado. Porque lo único que te arriesgas es a no encontrar. Y a frustrarte. Y a desesperarte. Y a creerte que es por tu culpa. Y a volverte a hundir.

No utilices el verbo buscar.

Utiliza el verbo crear. Utiliza el verbo reinventar. Utiliza el verbo fabricar. Utiliza el verbo reciclar. Son más difíciles, sí, pero lo mismo ocurre con todo lo que se hace real. Que se complica.

Da igual que te vistas de autónomo, de empresario o de empleado. Por si aún no lo has notado, ha llegado el momento de las empresas de uno. Tú eres tu director general, tu presidente, tu director de marketing y tu recepcionista. La única empresa de la que no te podrán despedir jamás. Y tu departamento de I+D (eso que tienes sobre los hombros) hace tiempo que tiene sobre la mesa el encargo más difícil de todos los tiempos desde que el hombre es hombre: diseñar tu propia vida.

Suena jodido. Porque lo es. Pero corrígeme si la alternativa te está pagando las facturas.

Trabajo no es un buen sustantivo tampoco. Porque es mentira que no exista. Trabajo hay. Lo que pasa es que ahora se reparte entre menos gente, que en muchos casos se ve obligada a hacer más de lo que humanamente puede. Lo llaman productividad. Otra patraña, tan manipulable como todos los índices. Pero en fin.

Mejor búscate entre tus habilidades. Mejor busca qué sabes hacer. Qué se te da bien. Todos tenemos alguna habilidad que nos hace especiales. Alguna singularidad. Alguna rareza. Lo difícil no es tenerla, lo difícil es encontrarla, identificarla a tiempo. Y entre esas rarezas, pregúntate cuáles podrían estar recompensadas. Si no es aquí, fuera. Si no es en tu sector, en cualquier otro. Por cierto, qué es un sector hoy en día.

No busques trabajo. Mejor busca un mercado. O dicho de otra forma, una necesidad insatisfecha en un grupo de gente dispuesta a gastar, sea en la moneda que sea. Aprende a hablar en su idioma. Y no me refiero sólo a la lengua vehicular, que también.

No busques trabajo. Mejor busca a un ingenuo, o primer cliente. Reduce sus miedos, ofrécele una prueba gratis, sin compromiso, y prométele que le devolverás el dinero si no queda satisfecho. Y por el camino, gánate su confianza, convéncele de que te necesita aunque él todavía no se haya dado cuenta. No pares hasta obtener un sí. Vendrá acompañado de algún pero, tú tranquilo que los peros siempre caducan y acaban cayéndose por el camino.

Y a continuación, déjate la piel por que quede encantado de haberte conocido. No escatimes esfuerzos, convierte su felicidad en tu obsesión. Hazle creer que eres imprescindible. En realidad nada ni nadie lo es, pero todos pagamos cada día por productos y servicios que nos han convencido de lo contrario.

Por último, no busques trabajo. Busca una vida de la que no quieras retirarte jamás. Y un día día en el que nunca dejes de aprender. Intenta no venderte y estarás mucho más cerca de que alguien te compre de vez en cuando. Ah, y olvídate de la estabilidad, eso es cosa del siglo pasado. Intenta gastar menos de lo que tienes. Y sobre todo y ante todo, jamás te hipoteques, piensa que si alquilas no estarás tirando el dinero, sino comprando tu libertad.

Hasta aquí la mejor ayuda que se me ocurre, lo más útil que te puedo decir, te llames David Belzunce, Enzo Vizcaíno, Sislena Caparrosa o Julio Mejide. Ya, ya sé que tampoco te he solucionado nada. Aunque si esperabas soluciones y que encima esas soluciones viniesen de mí, tu problema es aún mayor de lo que me pensaba.

No busques trabajo. Sólo así, quizás, algún día, el trabajo te encuentre a ti.

RISTO MEJIDE

Consejos de Matt sobre Link Building

Posted on 6 min read 14 views

Los vídeos de Matt Cutts son probablemente la fuente de información más cualificada para entender la forma en que Google determina la posición que ocupará un sitio web en los resultados de búsqueda y, por tanto, una referencia fundamental para los profesionales de la red.

Existen todo tipo de especulaciones acerca las prácticas mas adecuadas para que un sitio web tenga una ventaja competitiva frente a su competencia. Sin embargo, desde mi punto de vista, las únicas fuentes fiables son dos: los resultados ciertos y probados y los consejos de Google. La primera de ellas requiere tiempo y trabajo, como cualquier tipo de certeza obtenida a partir de la evidencia de los datos. La segunda, no supone una certeza en sí misma, pero si una guía adecuada para la experimentación. En este sentido los vídeos ofrecidos por Matt Cutts son una referencia indiscutible.

En este artículo repasamos los comentarios ofrecidos en estos vídeos acerca de la creación de enlaces (Link Building) hacia nuestro sitio web, una de las prácticas más extendidas en la construcción de una reputación de cualquier sitio web en Internet. Junto con citas literales de Matt Cutts, incluimos nuestros propios comentarios obtenidos de la experiencia, siempre limitada, de nuestro trabajo y nunca basados en especulaciones o consideraciones varias, sin el aval de los datos contrastados. Junto con estos comentarios ofrecemos las fuentes originales en las que nos hemos basado, para que el lector juzgue por sí mismo y exprese libremente su punto de vista en los comentarios a este artículo.

1. Los enlaces externos continúan siendo importantes en SEO

Frente a las numerosas especulaciones que aparecen respecto a la pérdida de importancia de los enlaces externos frente a las redes sociales a la hora de determinar la relevancia de un sitio web, el propio Matt Cutts afirma que todavía no se ha escrito el epitafio de los enlaces externos. Incluso menciona que Google +1 no es necesariamente la mejor señal de relevancia en la actualidad.

Si nos basamos en nuestros propios resultados y en los analizados de la competencia, los enlaces externos de calidad continúan siendo un factor fundamental en los resultados. Si que hemos percibido una mayor actividad de Google frente al spam de vínculos indiscriminados, práctica que es necesario erradicar por completo.

2. Los enlaces externos se deben basar en el contenido de calidad.

Los enlaces naturales u orgánicos son los de mayor valor. Un contenido de calidad será siempre más susceptible de ser compartido y referenciado. De hecho, frente a la enorme cantidad de contenidos de dudosa calidad en Intenet, tanto Google como los usuarios aprecian la información de calidad que aporta valor sobre un tema concreto. El consejo de Matt es enfocarse en crear contenidos mejores que los de la competencia para superarla en los resultados de búsqueda.

Una vez tenemos ese contenido, el siguiente paso es promocionarlo. Pero siempre en ese orden. Realizar ingentes esfuerzos en SEO o Social Media sin contenido de valor es realmente una pérdida de energía.

3. Las publicaciones deben estar firmadas por un autor reconocido.

Este aspecto esta adquiriendo cada vez mayor importancia. Cuando uno navega por blogs, foros, etc. encuentra muy frecuentemente comentarios sin sentido escritos por supuestos autores que usan un nombre ininteligible. Esto no es más que spam que llena Internet de contenidos completamente inútiles. Deberíamos estar agradecidos a Google por penalizar estos sitios y alentarlos de los resultados de búsqueda. Google valora la autoría de la página y comienza a tener más en cuenta que el autor de la misma tenga un perfil real.

Nuestro perfil en la red viene dado por nuestra presencia en redes sociales y muy especialmente a través de nuestro propio blog. Será en el blog donde en primer lugar publiquemos contenido relevante sobre una determinada metería que nos de cierto prestigio en el área. El contenido de calidad es el que aporta valor a la comunidad, es decir, el que cuenta algo nuevo. Por tanto, el contenido de calidad debe ser original. Contenidos de calidad puede ser una critica o comentario personal a otra publicación, si es de un autor consagrado, mejor. El resultado de una investigación es desde luego un contenido relevante, o puede serlo, si aporta verdadero valor. Y también los tutoriales, ya sean en modo texto o en video.

Evidentemente, crear contenido de valor elevado lleva tiempo, pero es el único que merece la pena.

4. Crear vínculos basados en relaciones.

Participar en la comunidad es una de las formas de dar a conocer nuestro contenido. Una vez que hemos creado algo interesante y nos identificamos adecuadamente, debemos dar a conocer nuestro trabajo a través de las relaciones con otros. Los foros, blogs o Twitter son formas de compartir nuestros conocimientos. Es probable que si hemos ayudado a alguien, divulgue nuestro contenido en algún momento de forma espontánea y natural.

Participar o incluso impartir una charla o conferencia es un modo excelente de dar a conocer nuestro trabajo.

Si creamos contenido con frecuencia, lo cual seria deseable, podemos hacer llegar ese contenido a los seguidores mediante newsletters o en las redes sociales. Es una forma más de atraer visitas a los sitios web en los que estamos implicados.

Crear un plugin, extensión de Chrome o cualquier otra aplicación que podamos proporcionar gratuitamente a los usuarios es un modo de obtener relevancia que puede transformarse en visitas. Lo adecuado es hacerlo desde el negocio que estamos promocionando.

5. Participar en blogs con contenido de calidad.

Uno de los consejos de Matt Cutts es contribuir con contenidos de calidad en blogs de calidad en una relación en la que todos ganan. Detectar cuales son estos blogs para cada área temática es uno de nuestros trabajos como agencia SEO fundamentales.

6. Indexar el sitio web en directorios de calidad.

Un directorio de calidad no es sólo aquel que tiene un alto PR. El PR puede desaparecer o incluso el directorio puede desaparecer. Lo que importa es que el directorio aporte valor a los usuarios e incluya sitios web de calidad.

7. No comprar backlinks.

Parece obvio, pero hay gente que lo sigue haciendo. Hace algún tiempo un supuesto experto SEO hizo subir el PR de su sitio web del sector turístico en un tiempo récord después de comprar enlaces aquí y allá. El resultado fue que tal como subió se hundió. Personalmente me sirvió de ejemplo práctico para no utilizar esta táctica nunca.

8. No crear artículos para obtener backlinks.

Esta es una práctica controvertida con sus seguidores y sus detractores. Algunos de mis colaboradores piensan que esta sigue siendo una práctica adecuada, pero para mi no merece la pena el esfuerzo empleado. Confío más en crear un buen contenido en el sitio web y publicitario en redes sociales o en otros medios.

Por otro lado, las actualizaciones Panda y Penguin de Google parece que tienden a reducir el efecto de esta táctica SEO.

9. Twitter y redes sociales.

Sin duda uno de los mejores medios hoy día para crear audiencia. Para mi no hay una receta, si no ensayo y error. Por supuesto que ha habido tácticas que han funcionado y otras que han fallado, pero la enseñanza que extraigo personalmente es que hay que ser siempre creativo y probar nuevas formas de enganchar a la audiencia. La cuestión es el coste en tiempo y recursos que haga de esa táctica algo valioso.

10. Conclusión.

Los consejos de Matt Cutts no pueden estar desviados de la estrategia de Google, que no es otra que proveer a sus usuarios de los mejores resultados. Nuestra estrategia SEO debe ser adecuar las tácticas empleadas a los objetivos de Google, ofreciendo a los usuarios un contenido valioso.

Mi experiencia es cada día más sólida en el sentido de proveer a los sitios web de contenidos de calidad y de una sencilla e intuitiva navegación para los usuarios.